La fisioterapia es una disciplina en el área de la medicina que se ha convertido en una pieza esencial de muchos tratamientos y campos de la salud.

No obstante, a menudo es incomprendida, ya que muchas personas creen en los mitos de la fisioterapia, y terminan no recibiendo la atención apropiada que necesitan por culpa de ideas preconcebidas que no son ciertas.

Por lo general, a la fisioterapia se le atribuye el estereotipo de que solo es indicada para deportistas o para recuperarse luego de un accidente, pero esto no es completamente cierto. Si bien un fisioterapeuta puede ayudar a un deportista o a una persona que ha sufrido un accidente a recuperarse, hay muchas más cosas que puede hacer.

La fisioterapia tiene muchas realidades que todos deben conocer antes de hacerse una idea errónea acerca de esta disciplina. Entre los 7 mitos de la fisioterapia más populares tenemos los siguientes:

1. La fisioterapia es dolorosa

Entre los mitos de la fisioterapia más comunes está el hecho de que muchos piensan que la fisioterapia duele. Por normal general, la terapia no debería doler. Aunque al manipular la zona contractura o tensa, el músculo pueda molestar un poco, el fisioterapeuta siempre se adapta al nivel de tolerancia del paciente y de acuerdo con la patología a tratar.

El fisioterapeuta aplicará la intensidad apropiada, dependiendo de si el paciente es joven, o si es una persona mayor, o si tiene alguna patología adicional.

2. Solo es indicada para problemas musculares o lesiones

Uno de los mitos más comunes es que la fisioterapia solo está indicada para problemas musculares, lesiones o accidentes. La gente dice esto porque en realidad no sabe qué enfermedades se curan con fisioterapia.

Aunque la mayoría de los pacientes acuden a una consulta de fisioterapia por una molestia muscular, lo cierto es que esta disciplina es útil para prevenir dolores y lesiones, y para promover la salud, bienestar y movilidad del paciente.

De manera que además de estar indicada para lesiones musculares, la fisioterapia también es apta para dolores articulares, dolor de espalda, rehabilitación post fractura, manejo de accidentes cerebrovasculares, rehabilitación cardíaca y muchos más.

Adicionalmente, el fisioterapeuta es un profesional que tiene conocimiento para evaluar el historial médico del paciente y su condición actual, para indicarle las áreas en las que tiene riesgo de sufrir una lesión. De igual manera, le indicará ejercicios que puede hacer para fortalecer la zona y así prevenir lesiones.

3. Las sesiones suelen ser de larga duración

Otro de los mitos de la fisioterapia que muchas personas creen es que las sesiones son extensas, por lo que piensan que la persona debe acudir a terapia por meses.

Pero, la realidad es que la duración de la sesión dependerá del pronóstico y de la parte del cuerpo lesionada. Por ejemplo, una persona que haya sufrido una factura debe primero esperar que el hueso sane, para luego hacer la rehabilitación, por lo que es lógico que el tiempo que le tome sea más largo.

Pero, en el caso de una distensión muscular simple, la recuperación será mucho más corta en comparación. Por esto no todas las sesiones son de la misma duración.

4. Cualquier profesional médico puede realizar la fisioterapia

Entre los 7 mitos de la fisioterapia también se tiene el hecho de que muchos creen que cualquier profesional de la salud puede realizar la fisioterapia. De manera que acuden a otro médico esperando que les indique un tratamiento cuando esto no es así.

La realidad es que, si una persona necesita hacer rehabilitación o terapia física, lo mejor es que acuda directamente con el fisioterapeuta. Adicionalmente, hay fisioterapeutas que escogen especializarse, por lo que son incluso una mejor opción dependiendo del caso de cada persona.

Por ejemplo, existen fisioterapeutas deportivos, hay otros que están especializados en ortopedia, mientras que otros escogen el área de neurología, por ejemplo.

5. Es solo para deportistas

Debido a que la fisioterapia es una herramienta muy importante para los deportistas, no significa que esté reservada exclusivamente para ellos. De manera que otro de los mitos de la fisioterapia es que la mayoría piensa que solo los deportistas deben hacerlo.

Lo cierto es que cualquier persona puede aprovecharse de los beneficios de la fisioterapia. Desde un torticolis, hasta una tendinitis o una recuperación postcirugía, la fisioterapia está indicada para todo aquel que necesite recuperarse de una afección de salud gracias a las técnicas y ejercicios proporcionados por el terapeuta.

6. Es lo mismo que realizarse un masaje

Un masaje, aunque puede ser relajante, no tiene ninguna relación con una sesión de fisioterapia. De hecho, un masaje y la fisioterapia son dos cosas totalmente diferentes. Un masaje tiene como objetivo relajar a la persona, mientras que la fisioterapia está indicada para curar el dolor y las discapacidades.

El fisioterapeuta es un profesional estudiado y entrenado en cuanto a la biomecánica del cuerpo humano, por lo que conoce con más profundidad y exactitud la raíz del problema, y puede brindar una solución más apropiada que un masaje.

Hay muchas personas que no pueden acudir a una consulta fisioterapéutica, y por eso recurren a hacerse masajes en casa. Pero esto no tiene por qué ser así. Se puede solicitar el servicio de fisioterapia a domicilio en Madrid para así obtener la atención apropiada.

7. Necesito remisión médica para acudir a fisioterapia

Por último, entre los 7 mitos de la fisioterapia está el de que necesitas acudir primero a una consulta médica para que luego seas remitido a una consulta con el fisioterapeuta.

Esto no es del todo cierto, ya que hay algunos casos en los que no necesitas acudir a una consulta con otro médico, como, por ejemplo, si tienes dolor de espalda puedes ir directamente con el fisioterapeuta.

El fisioterapeuta se encargará de hacer la evaluación del paciente y hacer un diagnóstico para determinar el origen de lo que está causando la afección. Por este motivo, no necesitas remisión médica ni autorización previa por parte de tu médico de cabecera para recibir tratamiento por parte de un fisioterapeuta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
¡Hola! Contáctanos o pide tu cita