Para poder hablar del masaje linfático es muy importante saber que es el sistema linfático y que características y beneficios debemos conocer antes de solicitar este tipo de masaje. 

¿Qué es el sistema linfático? 

El sistema linfático, es el conjunto de vasos sanguíneos, órganos y tejidos que se encarga de drenar líquidos del cuerpo, transportar grasas que se absorben a través del intestino y ayuda al sistema inmunológico con cualquier agente infeccioso. También es el encargado de transportar la linfa. 

¿Qué es la linfa? 

La linfa es el líquido encargado de transportar el oxígeno y los glóbulos blancos en nuestro organismo, además, es la encargada de servir de intermediaria en los cambios nutritivos entre la sangre y los tejidos. En este proceso de intercambio, la linfa va recogiendo todo tipo de toxinas, que son expulsadas por los ganglios linfáticos. 

¿Qué ocurriría si nuestro sistema linfático falla? 

Una de las dudas más comunes, es no saber qué ocurriría si nuestro sistema linfático falla. 

El sistema linfático realiza dos funciones muy importantes para nuestro organismo;  

  1. Es el encargado del drenaje de plasma en el espacio celular  
  2. Tiene la labor de defender e inmunizar el organismo.  

Si el sistema linfático no funciona correctamente, la zona en la que se realiza el intercambio de líquidos se verá afectada, provocando una saturación y una gran hinchazón en la zona afectada pudiendo ser perjudicial a largo plazo.  

Dependiendo de la zona afectada, hay técnicas como la kinesiotaping y el masaje o el drenaje linfático que pueden ayudar en su función drenante. 

Mediante la aplicación de kinesioterapia facilitaremos la entrada de líquido que se acumula en las zonas de intercambio entre venas y arterias. Esto ocurre porque gracias al kinesiotaping, aumentamos el hueco que hay entre el tejido celular subcutáneo y facilitaremos la entrada de la linfa en los capilares. 

¿Qué es el masaje linfático? 

El masaje linfático es una técnica manual o tratamiento terapéutico que tiene como objetivo mejorar la circulación de la linfa realizando suaves masajes en diferentes partes del cuerpo. 

Otra de las funciones que tiene este tipo de técnica, es la de mejorar las contracciones de los vasos linfáticos, ayudando así a eliminar edemas y otras alteraciones relacionadas con el sistema linfático. 

El masaje linfático tiene que empezar con maniobras que estimulen los ganglios linfáticos, este drenaje comenzará con una presión localizada en la zona de la ingle y en la región supraclavicular, el masaje continuará en el cuello y la zona facial y más tarde en la región axilar, los brazos y manos. Por último, se realizaría el masaje en el tórax, la barriga, piernas pies y se finalizaría ejerciendo esta técnica en la espalda y glúteos. 

Las características principales que tiene que cumplir un masaje linfático son: 

  • La presión que se debe ejercer durante el masaje linfático es muy suave, tan indolora que el paciente apreciará esa presión como si fuera una caricia.  

Además, hay que tener cuidado, ya que, si se ejerce más presión de lo debido, los vasos linfáticos se bloquearán por lo que se habrá conseguido el efecto contrario.  

  • No debe durar más de una hora  
  • Las manos tienen que realizar un movimiento repetitivo, pero de forma lenta, siguiendo la dirección de los conductos del sistema linfático. 

Beneficios de los masajes linfáticos

  • Disminuye la inflamación del cuerpo 
  • Inhibe el dolor de piernas cansadas 
  • Disminuye las molestias causadas por varices 
  • Disminuye el estrés  
  • Reduce la celulitis. 
  • Mejora el funcionamiento del sistema inmune 
  • Mejora la textura y apariencia de la piel 
  • Ayuda a eliminar grasa corporal 
  • Estimula la función renal y favorece a la circulación 

Si te han diagnosticado un problema linfático o si sufres alguno de los síntomas nombrados anteriormente, nosotros como expertos fisioterapeutas a domicilio en Madrid os recomendamos que este masaje tiene que ser realizado siempre por un experto en la materia. Ya que si se realiza mal puede llegar a ser perjudicial para la salud del paciente. 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
¡Hola! Contáctanos o pide tu cita