Fisioterapeuta Nº Colegiado 14728 | Web | | + posts

Normalmente las personas cuando se hacen daño en las rodillas no acuden a un especialista para identificar si se trata o no de una lesión importante. Esto a la larga puede ser perjudicial y nos puede crear una lesión crónica. Por ello, es muy importante identificarlo, ya que las rodillas son una parte de nuestro cuerpo muy vulnerables al dolor y soportan todo el peso de nuestro cuerpo haciendo un esfuerzo adicional cuando corremos o saltamos. 

A lo largo de este artículo te mostramos cuándo se produce un esguince de rodilla, los distintos tipos de esguince que existen, los grados de estos, sus síntomas, su tratamiento, cómo prevenirlo y las consecuencias de un esguince mal curado.  

Cuándo se produce un esguince de rodilla 

Los ligamentos de la rodilla son tejidos que conectan los huesos de la pierna y dan soporte a la articulación. Estos deben permanecer con cierta elasticidad para permitir nuestros movimientos, pero a la vez deben ser resistentes para evitar movimientos bruscos perjudiciales para nuestra articulación.  

Un esguince de rodilla se produce cuando se desgarra total o parcialmente alguno de sus cuatro ligamentos o si se estira demasiado. Las causas pueden ser diversas, desde un golpe, un tropiezo, movimientos bruscos en las rodillas, exceso de ejercicio, etc.  

Tipos de esguince de rodilla 

Esguince del ligamento cruzado anterior (ACL). Es el desgarro o esguince de ese ligamento, que ayuda a conectar el fémur con la tibia.  

Esguince del ligamento cruzado posterior (PCL). Ocurre cuando este ligamento se desgarra o desgasta. Provoca dolor e inestabilidad en la rodilla. 

Ligamento colateral medial (MCL). Estiramiento o desgarro de un ligamento en el lado interno de la rodilla. 

Ligamento colateral lateral (LCL). Estiramiento o desgarro de un ligamento en el lado externo de la rodilla. 

Clasificación de esguince de rodilla 

Según el tipo, las características y la gravedad del daño, los esguinces se pueden clasificar de la siguiente manera: 

Grado I. Es el más leve, únicamente se ha producido un estiramiento o desgarro de unas pocas fibras. Esta lesión suele desaparecer por sí sola.  

Grado II. Es un poco más grave que el anterior ya que se rompen entre uno y dos tercios de las fibras del ligamento. En estos casos la rodilla es más inestable al estar de pie o al caminar.  

Grado III. Es el más grave. El ligamento se desgarra completamente del extremo del hueso. En estos casos se recomienda una intervención quirúrgica.  

Síntomas de un esguince de rodilla 

  • Inflamación de rodilla 
  • Disminución del movimiento 
  • Incapacidad de movimiento 
  • Cojera 
  • Fuerte dolor 
  • Crujido o estallido doloroso 

Tratamiento de un esguince de rodilla 

Lo primero de todo, si tienes alguno de los síntomas mencionados anteriormente, no dudes en contactarnos, nosotros podemos ayudarte. A veces es mejor prevenir que curar, pero, en cualquier caso, te recomendaremos la mejor vía en función de tu grado de lesión.  Es importante acudir al médico para que identifique el grado de tu lesión, y descartar algún tipo de fisura o fractura ya que, en ese caso, lo más conveniente sería recurrir a una intervención quirúrgica.  

Aun así, te vamos a dar algunos tips de cómo actuar en casa ante un esguince de rodilla. 

  • El reposo, es una de las pautas más importantes para la recuperación. Ayuda a que la inflamación baje y que la lesión se cure mucho más rápido.  
  • Aplicar hielo sobre la zona afectada. Es importante no aplicarlo directamente y no más de 20 minutos ya que podría provocar daños por congelación. 
  • Poner la pierna afectada en alto para disminuir la hinchazón.  
  • Ayudas ortopédicas (bastón, muletas…) para disminuir la presión de la articulación. 
  • medicamentos antiinflamatorios y analgésicos. 
  • Ejercicios de rehabilitación. La ayuda de un fisioterapeuta es esencial para una buena recuperación y prevención de posibles nuevos esguinces. 
  • Drenaje del exceso de líquido en la rodilla. 
  • Intervención quirúrgica. En caso de que la lesión sea de grado III, es posible que necesites operar.  

La recuperación del esguince dependerá de la gravedad y del grado de este. En términos generales, si el esguince es de grado I, el tiempo de recuperación estimado es de 2 a 6 semanas. Si el esguince es moderado o de grado II, serán 6 u 8 semanas. En caso de que el esguince sea de grado III, la recuperación será de 8 semanas a 10 meses. 

Cómo prevenir un esguince de rodilla 

Para prevenir este tipo de lesión, debes tener en cuenta unos consejos antes de hacer ejercicio físico.  

  • Calentar antes de iniciar cualquier actividad deportiva. 
  • Realizar estiramientos de los músculos. 
  • Incrementar la intensidad de la actividad física gradualmente.  
  • Mantener una dieta equilibrada. 
  • Usar equipo de protección en caso de que fuera necesario.  
  • Emplear un calzado deportivo adecuado.  

En caso de haber sufrido anteriormente una lesión, contacta con nosotros y te daremos las pautas necesarias para que reanudes tu ejercicio físico.  

Consecuencias de un esguince de rodilla mal curado 

Cuando padeces un esguince de rodilla y no lo has identificado a tiempo, has dejado el tratamiento recomendado por un profesional o no lo has seguido adecuadamente, puede darse el caso de que tu esguince no se haya curado correctamente y puede derivar en un problema crónico.  Los síntomas que puede acarrear no curarse adecuadamente un esguince son inestabilidad en la rodilla, limitaciones de movimiento, dolor, esguince reincidente, dolores en otras partes del cuerpo, etc. 

Por lo tanto, si tienes alguna duda o estás en esta situación y deseas comenzar tu terapia nosotros acudimos a tu domicilio para que no tengas que desplazarte, ¡contacta con nosotros para curar tu esguince! Te realizaremos un tratamiento a medida, ya sea para prevenir o curar tu lesión.  

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
¡Hola! Contáctanos o pide tu cita